miércoles, 14 de enero de 2009

Las mascotas y los niños


Si estás pensando en adoptar una mascota pero dudás que esto pueda ser perjudicial para tus hijos, dejá tus temores atrás. Tener una mascota en casa puede ser algo muy educativo para los niños. ¿Querés saber por qué? Está comprobado que:
- Estimula la afectividad de los niños.
- Genera actitudes de responsabilidad (tienen que sacarlos a pasear, darles de comer, etc).
- Ayuda a que los niños sean más sociables.
- Potencia la sensibilidad del niño.


A las mascotas hay que brindarles cariño, nuestro tiempo (tenemos que sacarlo a pasear en el caso de los perros, hay que jugar con ellos y enseñarles buenos hábitos), dinero (para su alimentación, gastos veterinarios, accesorios) y un espacio exclusivo en nuestra casa.


Un animal de compañía educa al niño

Tener un animal de compañía en casa puede ser algo muy educativo para los niños. Las mascotas potencian el lado cuidadoso de los niños. Al estar en contacto diario con una mascota, los niños se vuelven más cariñosos con animales, plantas y personas, favoreciendo así su sensibilidad.


Los niños quieren tener un animal en casa porque lo ven como un juguete más, pero que se mueve y hace cosas por sí mismo. Tenemos que enseñar a nuestros hijos a tratar a los animales con cuidado y respeto haciéndoles ver que un perro o un gato no son un juguete sino que necesitan cuidados como ellos. Por ejemplo, la higiene.

Reglas de higiene para tener una mascota en casa con los niños

Muchos padres se preocupan por los posibles riesgos para la salud de su hijo pequeño por el hecho de tener una mascota. No obstante, si se practican unas pocas y sencillas reglas de higiene, no habrá nada de que preocuparse:

- Evite siempre que el niño bese al animal, sobre todo cerca de la nariz y de la boca.
- Anímelo a lavarse las manos después de haber jugado con la mascota, sobre todo antes de tocar o comer alimentos.
- Tanto las pulgas como los parásitos se evitan fácilmente mediante el uso regular de tratamientos preventivos.
- En el caso de que haya una infección, trátela con rapidez, y aleje al niño del animal hasta que el tratamiento haya funcionado.

Cuidados de las mascotas


En el caso de los perros, sacarlos a pasear dos o tres veces al día, bañarlos al menos una vez al mes, vacunarlos, alimentarlos, cambiarles el agua, cepillarles el pelaje cada semana, aplicarles antipulgas una vez al mes y desparasitarlos cada tres o cuatro meses. En el caso de los gatos, alimentarlos, cambiarles el agua diariamente, cuidar la higiene de sus piedritas sanitarias diariamente, aplicarles antipulgas una vez al mes, vacunarlos y llevarlos al veterinario dos veces al año o cuando sea necesario.
Parece un trabajo excesivo pero teniendo en cuenta que una mascota puede ser algo muy gratificante tanto para los niños como para los adultos, estos cuidados valen la pena.


Si ya te decidiste, no esperes más! Hacé un click y mirá todos los cachorros y gatitos, perras, perros, gatos y gatas que tenemos en adopción. Hay para todos los gustos. Elegí el tuyo y comenzá el año sumando un nuevo integrante a tu familia.
Te recomendamos tengas en cuenta la posibilidad de adoptar animales adultos, ya tienen su personalidad definida, han aprendido hábitos de convivencia y también tienen mucho amor para dar.
Para seguir informándote:

No hay comentarios: