lunes, 17 de marzo de 2008

Cómo cuidar gatitos bebés

Cuando encontramos gatitos huérfanos en la calle, lo primero que atinamos a hacer es alimentarlos. Claves y consejos para hacerlo en forma apropiada

1. Utilice una mamadera pequeña especial para gatitos -o en su defecto para bebés pequeños- para darles la leche.
2. Utilice fórmulas de comida especialmente preparadas para alimentar a gatos pequeños. Evite usar la leche común.
3. Mida la cantidad apropiada de leche que le dará al gatito por día: un gato de una semana de vida necesita 13 ml de leche por 100 g de peso corporal, uno de 2 semanas de vida necesita 17 ml de leche por 100 g de peso, uno de 3 semanas de vida necesita 20 ml de leche por 100 g de peso y uno de 4 semanas de vida necesita 22 ml de leche por cada 100 g de peso.
4. Divida esas dosis por 4 y alimente al gato cuatro veces al día.
5. Caliente la leche.
6. Invierta la mamadera y deje que la leche salga lentamente hacia fuera antes de ponerla en la boca del gato.
7. Evite alimentar al gato mientras esté de espaldas.
8. Compruebe que el abdomen del gato no esté demasiado distendido después de alimentarlo. Los gatos deben ganar de 50 a 100 gramos por semana.
9. Cuando ya tenga más de 3 semanas de vida, anime al gato a que coma alimentos sólidos.
10. Los gatos generalmente sólo comen y duermen durante las primeras semanas de vida. Si lloran excesivamente, puede ser que tengan frío, hambre, o ambas cosas.
11. Los gatitos dejados huérfanos necesitan ser estimulados a defecar. Empape un poco de algodón en agua caliente y frótelo muy suavemente en el área anal del animal. Los trapos con alcohol ayudan a reducir también infecciones comunes en estos gatitos.
12. Nunca exprima la mamadera para que salga leche mientras esté todavía en la boca del animal. Esto podría causarle una neumonía por aspiración e incluso la muerte.
13. Si usted recoge un gato salvaje de la calle como animal doméstico, cerciórese de mantenerlo en una jaula alrededor de 1 semana hasta que se domestique.
14. Para que estén cómodos, bríndeles una cama calentita y una luz tenue encendida continuamente.
15. Para comenzar a introducir comida sólida en los gatitos es recomendable ablandar el alimento en agua durante las primeras semanas y luego ir quitándole gradualmente la misma.
16. Los gatitos suelen lastimarse entre ellos, lo mejor es mantenerlos separados. Puede ser con divisiones en una caja grande -así no pueden escapar- o separarlos en diferentes cajas de cartón hasta que sean lo suficientemente grandes.
17. Los gatitos necesitan comida, aumentar de peso y mucho calor. Para darle calor se puede poner una toalla dentro de la caja donde duermen. En 4 semanas ya no es tan necesario.
18. El gatito puede llegar a morder la mamadera al ofrecerle comida, no deje que lo haga. No le dé a cada momento, solo estimule al gato a tomar 30 minutos antes y después de cada alimentación.
19. No agujeree mucho la boquilla del biberón, sino la leche fluirá demasiado rápido y ahogará a su gato.
20. Asegúrese de que la leche que le proporciona sea para animales carnívoros y no herbívoros. Puede recurrir al veterinario.
21. Usted puede dormir bien si sus gatos están bien alimentados, calientes y confortables. Para eso es bueno utilizar una caja de cartón grande, una frazada debajo de las toallas, tener siempre una radio encendida para que escuchen música baja, y alimentarlo momentos antes de irse a dormir.
22. Para agarrar a los gatos es bueno hacerlo de la piel de la parte de la espalda, siempre suavemente. Para alimentarlos las patas deben estar hacia arriba (sino los está sosteniendo incorrectamente) . Esto los pone tranquilos y casi dormidos.

Cuidado de gatitos huérfanos
Es preciso satisfacer las necesidades fisiológicas que normalmente brinda la madre: humedad, nutrición, inmunidad, aseo, seguridad y estimulación social. Esta tarea puede estar a cargo de una gata nodriza o de una persona.

La importancia de la temperatura
Los recién nacidos deben permanecer en todo momento en un ambiente cálido, sin corrientes de aire y sin cambios bruscos de temperatura. Las incubadoras son ideales, pero pueden remplazarse por cestas o cajas de cartón con una base acolchada, absorbente y abrigada. Puede utilizarse para este objeto restos de colchas, chalecos o toallas y una bolsa de agua o guatero con agua tibia (bien envuelto y cerrado) para mantener una temperatura constante. Sobre este aspecto debemos recordar cambiar el agua tibia de la bolsa periodicamente.Los recién nacidos, durante las primeras 4 primeras semanas de vida no regulan la temperatura. Suelen acurrucarse junto a la madre, lo que crea un microclima óptimo que los protege de los cambios ambientales y disminuye la perdida de calor. Los huérfanos no cuentan con esta ventaja, por lo tanto son más sensibles al entorno y suceptibles de contraer enfermedades.Sin la madre, el recién nacido puede experimentar hipotermia (baja de temperatura) , que lleva a insuficiencia circulatoria y a la muerte. Debe suministrarse entonces calor artificial para mantener una temperatura constante. Si hace frío, es necesario contar con una estufa para calefaccionar la habitación donde se encuentren los pequeños, pero no la acerque mucho ni la ponga a máxima potencia porque podría causar acaloramiento, que provocaría deshidratación.

Necesidad de contacto
Las crías huérfanas a menudo satisfacen sus necesidades de contacto y cercanía con la madre, mamándose entre ellos. Para prevenir lesiones en la piel, y si esta actitud es muy marcada, es aconsejable separarlos, aun cuando de este modo se disminuye la temperatura y humedad de su entorno y la estimulación social mutua. Esa última necesidad puede suplirse manipulando en forma breve pero regular a los animalitos (acariciándolos suavemente). Si el gatito no recibe estimulación social se tornará agresivo, tímido, huraño y no desarrollará su sentido de exploración. Debemos considerar que el contacto con sus hermanos puede compensar la ausencia de la madre. Por lo tanto, es preciso determinar si los beneficios de la separación justifican los posibles trastornos conductuales.
Los gatitos adquieren inmunidad pasiva a través del calostro (la primera leche de la gata) y a través de la leche materna. Si es posible, los recién nacidos deben recibir calostro o leche en las primeras 12 a 16 horas de vida. En los huérfanos el peligro de infecciones aumenta, de modo que la higiene es fundamental. No deben exponerse a animales adultos (perros u otros gatos) ni agruparse con otras crías. Todos los utensillos utilizados en el aseo y alimentación de los gatitos deben mantenerse muy limpios, pero sin utilizar productos muy fuertes para la desinfección. Quienes cuidan a los pequeños deben lavarse bien las manos antes de manipularlos.
La micción y la defecación voluntaria solo se logran a partir de las 3 semanas. Hasta ese momento dependen de la madre quien activa el reflejo correspondiente. Los cuidadores deben estimular a los gatitos, después de alimentarlos, frotando con suavidad la región anal con un algodón o un paño humedecido. Si esto no se realiza los gatitos no defecarán ni orinarán en forma autónoma, pudiendo enfermar gravemente.
Antes de tomar la decisión de separar a la madre de las crias, un Veterinario deberá determinar las causas del abandono y si es posible reintegrar a los gatitos junto a la gata. El abandono puede deberse a malformaciones de los gatitos, hipotermia (frio excesivo), mala alimentación de la gata, stress, deshidratación, madres primerizas, etc. Sólo el Veterinario está capacitadado para determinar que acción hay que seguir en cada caso de abandono.

La alimentación
Los huérfanos deben alimentarse por lo menos 4 veces al día, pero los recién nacidos muy pequeños o débiles podrían requerir alimentos cada 2 a 4 horas y los animalitos mas grandes, cada 4 a 6 horas. Es importante mantener una rutina de alimentación estable y que los gatitos no pasen muchas horas sin comer.En condiciones normales, los cachorros y gatitos de 1 a 2 semanas de vida que reciben cuatro a cinco raciones diarias satisfacen mas del 90% de sus necesidades. Los sustitutos de la leche de gata deben calentarse a 38ºC y suministrarse con lentitud, mediante biberones pequeños o especiales para animales huérfanos (los venden en las Veterinarias y tiendas de mascotas). Trate de darle tiempo a cada gatito para comer y no lo fuerce a tragar rápido. Al igual que con los bebés humanos, es conveniente acariciar su lomo suavemente para que expulsen el aire acumulado al comer.Los alimentos fríos, la administració n rápida, o la sobrealimentació n podrían causar regurgitación, aspiración, distensión y diarrea. Si aparece cualquier signo adverso: los gatitos no comen, tienen diarrea constante, vomitan o adelgazan a pesar del alimento, es necesario consultar con el Veterinario.Si se observa diarrea, hay que reducir el volumen de la ración o diluir el alimento con agua, luego e incrementa en forma gradual para cumplir con los requerimientos calóricos. No sobrealimente a los gatitos, podrían enfermarse.Durante las dos primeras semanas de vida, los cachorros o gatitos deben evaluarse a diario. Deben estar bien hidratados, dormir sin sobresaltos, y aumentar de peso en forma normal.Es importante registrar la vigilia (período en que están despiertos), la succión , el comportamiento general, la temperatura corporal, el peso y las deposiciones diariamente o más a menudo si se advierte debilidad o apatía o cualquier signo extraño y preocupante.

Autor: Marisa Lohrsteijn

sábado, 15 de marzo de 2008

Terapias alternativas para mascotas

Homeopatía y acupuntura para perros y gatos.

Las terapias alternativas fueron ganando terreno, no sólo en las nuevas propuestas curativas y preventivas para el hombre, el reino animal también puede gozar de sus beneficios. Acupuntura, homeopatía, flores de Bach, tendencias crecientes en medicina veterinaria, más sanas y con una visión más integral de los pacientes.
Era lógico que con la progresiva aceptación de la gente le llegara el turno a sus mascotas. El Dr. Miguel Longo, Médico Veterinario Especialista en Homeopatía del Centro Asistencial Veterinario de Flores, explica que “la gente quiere terapias más sanas, menos tóxicas y menos agresivas emocional y físicamente, y por lo tanto, también lo quiere para sus animales y mascotas.” Así es, el aspecto emocional no era cuestión reservada a los seres humanos. Si podemos afirmar que un perro es nuestro mejor amigo, por qué no contemplar que un día puede estar triste, bajoneado o que su carácter se altere si no le agrada que lo pinchen para darle una vacuna.
Para los tratamientos homeopáticos el saber y la intuición juegan roles equilibrados, según el especialista: “hay que tener en cuenta las características individuales de cada animal, para entender cómo influye la enfermedad en cada caso. La homeopatía actúa estimulando los mecanismos naturales de la curación, es mucho más sana porque utiliza > componentes naturales”
Con paciencia china y una tradición de miles y miles de años, la acupuntura también hace lo suyo. Según la Dra. Adriana Moirón, veterinaria y acupunturista, aunque cuesta la popularización de las terapias alternativas curativas, tanto en dueños de animales como profesionales, “la tendencia es para una gran mayoría, no medicar o medicarse, o mejor dicho: no intoxicar el organismo. Este criterio comienza en la salud del propietario del animal, luego se traslada a sus hijos o familiares y luego pasa a su perro o gato” La técnica que utiliza la médica veterinaria es una forma de realización de la medicina tradicional china, que puede aplicarse para cualquier tipo de patología animal. Aunque según destaca “las enfermedades más comunes de realizar acupuntura son las alteraciones músculo esqueléticas, neurológicas y articulares. Pero también podemos obtener buenas respuestas en enfermedades respiratorias, digestivas y renales.”
A prueba desequilibrios emocionales, de estrés, celos o ira (posibles causantes de futuros malestares físicos) las flores de Bach, también se sumaron a las nuevas propuestas que los dueños consideran para sus mejores amigos, las mascotas. El sitio http://www.floresdebach.info/ brinda un amplio desarrollo del uso de las terapias florales y comenta sobre su importancia en el ámbito veterinario “los animales también tienen emociones y experiencias, que determinan su comportamiento y personalidad. Con las Flores de Bach podemos tratar las experiencias negativas que hayan sufrido, y las emociones desagradables que estén padeciendo” En este sentido, describe dos casos definidos para el uso de esta terapia: “siempre que se observe que el animal tiene un problema emocional reflejado en un comportamiento indeseable y como apoyo para alguna enfermedad física". El Dr. Longo desataca que las utiliza esporádicamente y que le han dado “un excelente resultado en animales exóticos, pájaros y hámsters” Sujetos a nuestras tendencias y decisiones, nuestros animales gozan de un cambio de perspectivas que parece ser propio de un siglo de integraciones y aperturas. “Yo creo que es la nueva mentalidad del 3er milenio. Mucha gente hace tiempo que está pensando en una calidad de vida diferente, y esto aporta una gran posibilidad de sobrevida en nuestros pacientes” concluye la Dra. Moirón.

Fuente: http://www.veterinariahonorio.com.ar/

jueves, 6 de marzo de 2008

Help: Castrá a tus gatos!

Letra traducida:

Gata:
Ayuda, necesito la ayuda de alguien!

Ayuda, no la de cualquiera!
Ayuda, sabés que necesito a alguien!
Ayuda!!!

Cuando era joven, mucho más joven que hoy
podrías haberme esterilizado entonces,
antes de que los gatos vinieran a jugar...
Ahora tuve otra camada,
es la quinta seguida.
Algunas de mis crías están pariendo también,
está fuera de control!!!

Ayúdame, me siento como una máquina de hacer gatitos,

¿Dónde está mi vida?

Llévame a la clínica y libérame,
por favor, castrame!

Gato:
No te olvides de los machos

sabés bien que hacen falta dos.
No podemos ir manejando hasta la clínica,
dependemos de vos!

Los perros y los gatos no necesitan bebes,

son una explosión poblacional!
¿Cómo te sentirías si tus hijos
no pudiesen tener una casa?

Ayúdame, por favor, siento que mis hormonas
me mantienen en la búsqueda de más esposas!
Llévame a la clínica y libérame!
Por favor, castrame!!!


Kia y Kirby, los gatos adultos del video, ya han sido castrados.
Los gatitos bebé fueron rescatados de un futuro incierto y están en un hogar de tránsito.
Por favor, considerá la posibilidad de darle un hogar de tránsito a un gatito o perrito hasta que pueda ser adoptado.
Castrá a tu mascota y alentá a tus conocidos a hacerlo con las suyas.
Contáctanos para averiguar los lugares dónde se realizan castraciones de bajo costo o gratuitas en tu barrio. (O hacé click aquí para ver una lista de centros de castraciones gratuitos o a bajo costo)

¡Evitá el abandono de animales! ¡Castrá a tus mascotas!